Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
JGLCOM: Comunicaciones para Pensar
Nadie te cuenta las noticias como nosotros
01 de Febrero, 2010 · Análisis

EL LENGUAJE. Primera Parte.

   ¿Cuándo fue la primera vez que un hombre dijo "agua" o "a lo lejos hay una manada de búfalos"? ¿Cuándo pudo hablar por primera vez de algo que no estaba presente? Ese salto a la abstracción debe haber tenido el encanto de la magia o de la telepatía al dar la posibilidad de pensar junto a otro en lo que no está. La nueva tecnología que permitió semajante maravilla fue el lenguaje. Pero, ¿cuándo ocurrió? ¿Cómo surgió la posibilidad de darle nombres a las cosas por primera vez?

      En casi todos los mitos sobre el origen de lenguaje se menciona a los dioses como los creadores de semejante maravilla, la que luego entregaron a los hombres como regalo. De hecho, es más fácil imaginar que las palabras, algo tan complejo como ondas sonoras que circulan por el aire y son capaces de transformarse en una imagen mental compartida con otra persona, fueron entregadas a la humanidad ya terminadas; imaginar cómo los hombres las desarrollaron es una tarea muy difícil. ¿Podría alguien acaso decir que el sonido de "agua" corresponde con la idea de "agua"?

       Biólogos, lingüistas, antropólogos, neurólogos y otros especialistas se hacen más o menos las mismas preguntas: ¿Cómo eran esos lenguajes originarios? ¿Evolucionaron desde gestos que simplemente remitían a la experiencia directa hacia convenciones más abstractas y sonidos? No quedan en el mundo rastros de esos comienzos. En la actualidad, hasta los lenguajes más simples revisten un grado de complejidad tal, que en ellos no se vislumbra una raiz.

       Por otro lado el lenguaje, además de una herramienta de comunicación, es una herramienta de pensamiento. Si bien existe debate al respecto, es muy difícil pensar cosas que no podemos nombrar. Un polémico buen ejemplo que parece apoyar esta tesis es el de los pirahá, una tribu del Amazonas, que cuenta con tres palabras para describir cantidades: los equivalentes de lo que sería para nosotros "uno", "dos", y "varios". En un experimento se demostró en forma bastante concluyente que los miembros de la comunidad no pueden diferenciar un grupo de quince frutos de otro de veinte si se les pide que elijan en cuál de ellos hay más. Para ellos la categoría "varios", lingüística y mentalmente, parece ser única y no admitir matices, de la misma manera que categoría "125" es única para nosotros. De hecho, los misterios de un lenguaje más preciso era una necesidad para ellos, ya que cuando comerciaban con los hombres blancos resultaban constantemente esquilmados. Aun así los adultos no podían develar el misterio de los números, mientras que los más pequeños eran más permeables a su aprendizaje. El experimento levantó una intensa polvareda lingüística, pero parece ser un buen indicio de la intensa relación entre pensamiento y lenguaje.

        De allí que el pensamiento, sobre todo el abstracto, requiera del lenguaje para poder desarrollarse. Y dentro de lo abstracto no sólo están cuestiones como la amistad o las matemáticas, sino la posibilidad de nombrar lo que ocurrió ayer, explicar cuándo sembrar y cuándo cosechar. Es decir que el lenguaje se transformó en una poderosa herramienta para hacer circular las ideas, los recuerdos, los saberes; base de lo que ha dado a la humanidad la posibilidad de acumular pensamiento y transformarse a sí misma generación tras generación.

        ¿Cuándo comenzó a desarrollarse el lenguaje? La pregunta parece tener sus años: el griego Herodoto (siglo V a.C), quien también puede considerarse como el primer historiador, se preocupó por el tema y citó un particular experimento realizado por un faraón egipcio, quien envió ados niños a vivir entre pastores, a los que ordenó mantenerlos aislados de toda palabra. Según los pastores, cuando los pequeños tenían dos años entraron a la casa gritando lo que se intrepetó como bekos, el vocablo para "pan" en frigio, una lengua de Asia Menor del siglo XIII a.C. La conclusión del faraón fue que la lengua originaria era ésa y dio por cerrada la cuestión. Un experimento similar llevado adelante por James V de Escocia en el siglo XV dio como resultado niños que "hablaban hebreo". Menos suerte tuvieron otros monarcas cuyos experimentos dieron como resultado niños mudos.

        Estos y otros intentos por dar con la gran respuesta resultaron poco convincentes hasta el punto de que en 1866 la Sociedad de Lingüistas de París decidió concluir con semejante quimera y que, en realidad, la pregunta sobre el origen del lenguaje no podía ser respondida y por lo tanto no tenía sentido seguir haciéndola. Sólo a fines del siglo XX el tema recuperó su status.

 

Continuará....

JGLCOM 

Palabras claves
publicado por jglcom a las 11:41 · Sin comentarios ·  Recomendar
 
Más sobre este tema · Participar
Comentarios (0) · Enviar comentario
Enviar comentario
Nombre:
E-Mail (no será publicado):
Sitio Web (opcional):
Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagenEscriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
imgPLURAL NOTICIAS ROSARIO

Broadcast live streaming video on Ustream
Libertad Digital Televisión por libertaddigitaltv
Broadcast live streaming video on Ustream
Broadcast live streaming video on Ustream
imgEnlaces
imgAl margen
TODOS SOMOS UNO
Haz que el mundo sea un poquito mejor, por haber pasado tu por el.
imgMás leídos
imgEn imagen
COMUNICACIONES PARA PENSAR
COMUNICACIONES PARA PENSAR
imgSecciones
» Inicio
imgNube de tags [ ? ]
imgTópicos
» Análisis (18)
» Ecologia (1)
» General (24)
» Historia (4)
» Humor (1)
» Medios (4)
» Opinión (4)
» Transporte (2)
imgCalendario
Ver mes anteriorDiciembre 2016Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
imgBuscador
Blog  Web
 
FULLServices Network | Blogs | Privacidad